La educación artística.

Es necesario revisar la manera en la que se imparte, sus contenidos, sus conexiones con el mundo tecnológicamente activo y eminentemente visual que nos rodea y otorgarle la creciente importancia que está adquiriendo. Un mundo visual requiere de un entrenamiento para poder leer sus imágenes. Las múltiples imágenes que vemos a diario y que ejercen un tremendo poder sobre nuestras mentes y en consecuencia sobre nuestros comportamientos. El arte es comunicativo, pero para que exista comunicación es necesario conocer los códigos, y estos códigos, este lenguaje, tiene que ser enseñado en la escuela.
La educación artística es la asignatura desde la que se puede ayudar a los alumnos a valorar y desarrollar lo que les hace distintos, únicos tanto a ellos mismos como a sus obras, contribuye a la construcción de la propia identidad. Esta asignatura no busca una sola respuesta, ya que en la diversidad de respuestas está el fin; valorar la visión personal. Y esa visión personal surgirá de la búsqueda, del análisis, de las conexiones que establecemos en nuestro interior, de los pequeños descubrimientos, de la toma de decisiones, de nuestra capacidad de riesgo, de la variedad y de la flexibilidad. Para todo esto tenemos que entrenarnos. Lo que nos conducirá hacia un pensamiento crítico, activo.

.

.

sábado, 19 de mayo de 2018

Próxima salida con 7º grado. Monumento a las víctimas del terrorismo de estado "Parque de la Memoria"

Cuatro estelas, treinta mil placas

En el Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado se encuentran los nombres de los detenidos-desaparecidos y/o asesinados por el accionar represivo perpetrado por el Estado en el periodo 1969-1983. El Monumento está compuesto por cuatro estelas de hormigón que contienen treinta mil placas de pórfido patagónico de las cuales alrededor de nueve mil se encuentran grabadas con los nombres de hombres, mujeres, niñas y niños víctimas de la violencia ejercida desde el Estado. Los nombres se encuentran ubicados cronológicamente, por año de desaparición y/o asesinato, y por orden alfabético; además, se indica la edad de las víctimas y se señalan los casos de mujeres embarazadas.
La nómina del Monumento comenzó a elaborarse en 1998, a partir de distintas fuentes. Esta se integró principalmente con los nombres consignados en el informe producido por la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas (CONADEP) y los denunciados posteriormente ante autoridades competentes, como la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y el Poder Judicial. También se han utilizado como fuentes complementarias la base de Datos del Equipo Argentino de Antropología Forense y la de Abuelas de Plaza de Mayo.
La reapertura de causas judiciales por delitos de lesa humanidad ha posibilitado que el Estado Nacional reciba nuevas denuncias de personas desaparecidas o asesinadas, víctimas del terrorismo de Estado. Ello implica que la nómina del Monumento no se considera concluida, sino que continúa abierta a la incorporación de nuevos nombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario